La chaqueta Sahariana: un clásico que no puede faltar en el armario de un hombre

La chaqueta sahariana, también conocida como chaqueta safari, es una de esas prendas clásicas pero atemporales que encajan con el estilo de cualquier hombre y se convierte en un versátil comodín para el entretiempo o verano.

Sin duda, las modas llegan de cualquier sitio, y hoy en día no sorprende que una prenda de este estilo arrase en las tiendas.

Una chaqueta de guerra puesta de moda

La parca sahariana, como se puede intuir por su estética, es efectivamente una chaqueta de origen bélico, que además hoy por hoy es tendencia de moda. De hecho, podemos encontrar este tipo de chaquetas en multitud de marcas y tiendas. En realidad, esta prenda se creó para que la usaran los militares británicos de la Commonwealth que eran destinados a luchar en desiertos y con ella podría llegar a pasar desapercibidos y ocultarse del enemigo.

El difícil y diverso clima de los desiertos, con sus dunas, sus palmeras, sus tormentas de arena hacían muy complicado a las tropas que luchaban en las colonias británicas el avanzar. Por lo que la ropa que traían del viejo continente no era cómoda ni funcional, ya que eran muy pesadas y dificultaban la labor de los soldados. De modo que, se empezó a diseñar una prenda que pudiese hacer frente a los contratiempos del complejo clima desértico y de ahí surgió la hoy conocida como chaqueta sahariana o safari.

De esa decisión puramente práctica nació una de las prendas más deseadas del mercado actual. Y es que los caminos de la moda son inescrutables.

¿Cómo era la chaqueta sahariana original?

En su origen la parca era de color tierra y se fabricaba con algodón pero pronto se comenzó a crear en verde caqui, lo que resultaba muy útil para cuando realizaban incursiones en la selva o incluso también en tonos marrones. Hoy en día, los tejidos también pueden variar, siempre resultando fresco, como puede ser lino, ante o tejidos sintéticos tipo gabardina.

La chaqueta safari no deja escapar los pequeños detalles como la utilidad de los bolsillos en tiempos de guerra. Por ello, e inspirándose en la mezcla entre una gabardina y una camisa, la chaqueta sahariana cuenta siempre con, como mínimo, cuatro bolsillos, dos en el pecho y dos en la parte inferior. Además, en origen lleva un cinturón para poder entallarla. El cuello sin embargo, resulta similar al de una camisa clásica.

Una prenda cómoda y versátil

A pesar de la multitud de tipos de chaquetas militares que existen, como por ejemplo la Harrington, la parca sahariana resulta la favorita por la mayoría de militares por su gran versatilidad y funcionalidad. Esta chaqueta ha sido usada por la gran mayoría de ejércitos a nivel global y en todo tipo de guerras.

En la actualidad, cada primavera en las pasarelas más importantes del mundo aparecen diversos modelos o derivados de esta chaqueta. Sin duda, es uno de los mayores éxitos en moda de abrigo de primavera verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *