La importancia del packaging en la perfumería

El packaging para perfumeria es probablemente uno de los más cuidados de todos los envoltorios de productos. Los perfumes tiene unas características que hacen que su packaging tenga que tener unas características muy especiales:

  • Es un producto asociado al lujo. Los perfumes están asociados al lujo, al glamour y a la moda. Por eso tienen que tener un empaquetado que vaya acorde con esta asociación que la gente hace. Cuando se vende un perfume se vende también una fantasía y es necesario ser consciente de eso. Se vende que al usarlo se percibirá a la persona más elegante, más atractiva o más poderosa y tienen que percibir eso desde el mismo envase.
  • Con frecuencia, se compra para regalar. Dado que es un producto que muy a menudo se regala, ya sea a los demás o a uno mismo, su apariencia debe de ser la de un verdadero regalo. Los estuches que contienen diferentes productos de una gama son muy recurridos y la apariencia del estuche es fundamental para conseguir una buena venta.
  • Muchos frascos de perfume están diseñados por personas famosas del mundo de la moda o incluso músicos o actores. Por eso, tienen que estar especialmente cuidados para que cada detalle se corresponda con lo que quieren representar del personaje. Cuando un famoso pone su rostro a un perfume generalmente no realiza el diseño, pero sí que tiene que ser algo que lo identifique porque es un producto que comprarán mayoritariamente sus fans.

Diseños que marcan la diferencia

Los diseños del frasco de perfume y del estuche que lo contiene están cuidados hasta el último detalle. Muchos perfumes acaban convertidos en objeto de colección y sus frascos son auténticas joyas. Incluso modelos muy sencillos, como el de Chanel número 5 se han convertido en iconos por la importancia del aroma.

packaging-perfumes

Cuanto mejor es el perfume, mejor y más cuidado debe de estar su packaging en todos los aspectos. Pero incluso cuando hablamos de productos más económicos, la presentación es igualmente importante. Una presentación bonita puede aumentar mucho las ventas. Pero hay otros aspectos que pueden ser importantes.

Es el caso de los perfumes que se venden a granel y que imitan aromas de grandes marcas. Aquí, su éxito no ha sido el diseñar un frasco bonito, ya que son básicos y sin ningún adorno, sino el permitir que se rellenen y cobrar más barato a los clientes que llevan el bote para reutilizar. Los valores ecológicos y el menor precio son determinantes en este ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *